wedding_photographer_santander

 

 

 

MANIFIESTO

 

Con los años he aprendido a ver la vida de diferentes ángulos, eso me lo ha enseñado la fotografía, pero mi filosofía de vida, esa la aprendí de mi experiencia al ver el amor en otros.

 

Quiero compartir contigo mi filosofía, ya que estas a punto de estrechar lazos eternos formalmente, que sé que pronto declararás tu amor ante Dios y los hombres.

Quiero mostrarte mi manifiesto, si, hice un manifiesto de vida, y te invito a leerlo, sé que al final, afirmaras mucho de lo que expreso.
Tomar lo bueno de la vida, disfrutar de lo bello de las imperfecciones, es lo que debemos hacer, pues, la búsqueda de perfección no trae más que frustración.
No concentremos nuestra mente y corazón en esos defectos que odiamos de quién amamos, tu pareja tiene defectos sí, pero también profesa un amor grande por ti.

 

Te mira como si no existiera nadie más, yo como fotógrafo he capturado esas miradas en las fotografías de boda que he tomado.
Y concluyo como dijo El sabio, “el amor cubre multitudes de fallas” en el día de tu boda, el amor de ustedes se reflejará, todos seremos testigos.
Yo lo capturaré y ese momento será para toda tu vida.

 

Cuando se torne difícil la vida, cuando sientas que es demasiado para ti, incluso cuando empieces a sentir que algo no anda bien, esa fotografía de tu boda, te hará recordar que el amor todo lo puede, todo lo soporta.

 

Por tanto, el día de tu boda vive tu sueño de amor, disfruta y crea recuerdos inolvidables, allí estarán quienes te aman.
Allí estará esa persona que pasará el resto de tu vida contigo, quién te consolará, quién te cuidará, ese día comienza tu nueva historia de vida.
Entonces, ¿como no celebrarlo? es maravilloso que hayas encontrado el amor, ó, que el amor te haya encontrado a ti, en realidad eso sólo lo sabes tú.
Pero lo que yo sí sé, es que está, que el amor está entre ustedes, y yo me voy a dar la tarea de capturarlo en imágenes que serán para siempre, me encargaré de fotografiar tu boda.

 

Tu vivirás momentos únicos, y yo disfrutaré viéndote feliz y sonreír, disfrutaré de su amor, porque eso me llena de esperanza.
Me hace sentir que en medio de tantas dificultades, el amor siempre gana, me motiva y me da esperanza, me hace sentir que un mundo mejor si es posible, siempre que haya amor.

 

En el día de tu boda...
Así que en el día de tu boda, llora de felicidad, ríe hasta que no aguantes más, abraza, recibe abrazos, besa, llénate de todo lo bello.
Todo comenzará desde el momento en que te despierte, y cuando eso suceda lo primero que has de hacer es dar gracias por tan bello día.
Yo en mi experiencia de vida, he aprendido que ser feliz es consecuencia de ser agradecido, agradecido con Dios, con la vida, agradecer todo aquello que tenemos.

 

Y en tu caso, has de agradecer por todo aquello que has de vivir, en ese día tan especial, el día de tu boda.

Yo prometo tratar de capturar cada momento de tu historia, como te dije, he tenido la fortuna de ser testigo de momentos muy especiales.  Así que como fotógrafo espero capturar:

• Cuando te maquillen, porque sé que recordaras en años posteriores con nostalgia, esos momentos dónde las emociones se hacen presentes.
• Camino al altar, por su puesto porque son tus pasos a tu nueva etapa de vida.
• En el altar, con los anillos, ese momento es inolvidable.
• El beso, si tu primer beso como esposa.
• Con tu familia, amigos.
• Bailando, comiendo…

 

 

En fin, voy a tratar de captar cada momento de ese día.
Pero, hey, no puedo hacer nada sin ti, por eso, te pido que este manifiesto no sólo sea mío, sino que tú también te apoderes de el, guárdalo en tu mente y acéptalo en tu corazón.

 

Te pido, que dispongas de tu mejor aptitud y actitud para ese día, y si puedes comienza desde ahora.
Has tuya también la filosofía de ser feliz, de disfrutar de cada minuto de vida.

 

Por lo general, el día de la boda suele ser algo estresante, porque por supuesto queremos que todos los invitados se sientan cómodos y agasajados.
Pero hoy te quiero recordar y recalcar que ese día es para ti y tu pareja, brinda con él por su amor, recuerda que ha sido tu intimidad con él lo que los ha traído hasta ese día.

 

Así que trata de no desviar tu atención en los demás, hagan lo que soñaron hacer y no lo que los demás quieren que hagan, creen sus propias tradiciones, rompan las que quieran, simplemente sean libres.

 

Que el amor lo es, no tiene prejuicio, no juzga, no tiene reglas ni tiempo.
El amor lo es todo, yo hoy te quiero decir que si me permites, en ese día tan especial, el día de tu boda, te daré mis mejores fotografías, si tú me das, tus más sinceras emociones.

 

La vida es una sola, cada momento es único, si lo puedo captar para ti, por supuesto que lo haré.

 

 

Y este es mi Manifiesto.

Michel Quijorna - Sobre Mi